¿Cómo las bacterias producen el oro?

¿Cómo las bacterias producen el oro?

13.07.2018

 

Desde antaño los alquimistas soñaban con convertir qualquier metal en oro con ayuda de la mágica Piedra Filosofal. En la Edad Media era el ejercicio más popular de la mayoría de científicos y su objetivo más anhelado. Solo los perezosos no intentaban transformar el bronce o el plomo en el metal precioso. Se creía que existía un secreto de la transformación dado por Dios y solo había que descubrir un ritual mágico que ayudara a hacerlo.

Pasaron siglos y el sueño de los alquimistas antiguos por fin se hizo realidad. Solo que la función de la mítica piedra filosofal ejercen las simples... bacterias.

 

Bacilo inteligente

Un grupo de científicos alemanes logró descubrir la bacteria bacillus Cupriavidus metallidurans que excreta oro al desintoxicarse de los metales pesados.

Los especialistas descubrieron el hasta ahora misterioso proceso molecular que permite al bacilo a “digerir” las toxinas de los metales y convertirlas en oro.

Las pepitas del metal precioso que son resultado de la liberación de la bacteria de las materias tóxicas alcanzan el tamaño de granos de arena.

 

Opiniones de los científicos

Frank Reith, el microbiólogo de la Universidad de Adelaida, Australia, comentó el descubrimiento importante: “Los resultados del estudio apuntan a la participación de la bacteria en la desintoxicación activa que conduce a la formación de biomaterial precioso — el oro”.

Cupriavidus metallidurans viven en suelos con un alto contenido de metales pesados. Intentando sobrevivir en un suelo altamente tóxico la bacteria encontró la manera de protegerse de las sustancias nocivas.

 

“La intoxicación con metales pesados es mortal para la mayoría de microorganismos. La bacteria Cupriavidus metallidurans aprendió a liberarse de ellos excretando partículas microscópicas de oro durante el proceso de desintoxicación”, cuenta el investigador principal de la bacteria, el microbiólogo alemán Dietrich Nies de la Universidad Halle-Wittenberg en Halle.

En la foto: la imagen ampliada de las pepitas de oro que produce la bacteria Cupriavidus metallidurans.

La bacteria Cupriavidus metallidurans transforma los metales tóxicos que acumula dentro de sí misma en nanopartículas de oro a nivel molecular.

 

Lea también:

Riquezas del Universo: el oro en el espacio

 

IR A LA TIENDA ONLINE DE ORO