Goalset master
El oro en la industria de entretenimiento japonesa

El oro en la industria de entretenimiento japonesa

25.10.2019

 

Japón puede ser definido como un país del oro. Los artesanos japoneses son joyeros expertos, reconocidos en todo el mundo. Y el amor de los japoneses por el metal amarillo no tiene límites.

 

Millonarios descansan en Kamogawa

La ciudad de Kamogawa se encuentra a 50 kilómetros de Tokio en la costa del Pacífico. Atrae a los turistas no solo con mariscos frescos y aguas termales, sino también con las bañeras doradas en el Kamogawa Hotel Mikazuki. 

Para la fabricación de la bañera fueron utilizados 50 kilogramos de oro de 18 quilates. Su longitud es de 120 centímetros, su anchura, de 71 centímetros y altitud, de 64. Las bañeras de oro simbolizan la felicidad y la riqueza.

En la foto: los hoteles fueron equipados con bañeras de lujo en 2005, y en un par de años en  ellas se bañaron 100 000 personas. ¡Como siempre, los millones invertidos en oro, han dado excelentes resultados!

 

La atracción de la isla de Sado

La isla de Sado se encuentra a solo una hora en lancha rápida de la ciudad de Niigata y es famosa por el más grande yacimiento de oro. Aquí, durante cuatrocientos años funcionó la mina de oro Sado Kinzan. Desde el año 1600 hasta 1990 los mineros de Sado extrajeron cerca de 80 toneladas de metal amarillo.

Ahora, en la isla hay un museo que es visitado por 260 mil turistas al año. Allí hay una gran exposición, dedicada a los mineros del oro, y una sala de entretenimiento. Los visitantes pueden hacer una visita guiada y bajar a la mina.

En el museo, se les ofrece a los huéspedes sacar de un cubo transparente una barra grande de oro de 12,5 kilogramos. El agujero es solo un centímetro más ancho que el lingote. Así que, no es fácil sacarlo. A los que logran sacar la barra de oro, se les otorga un lingote conmemorativo de medio gramo, y se les pide que devuelvan el objeto valioso a su lugar.

En la foto: el diámetro del agujero para la mano es solo de 8,5 centímetros.

 

Talleres para visitantes en Kanazawa

Otra mina de oro, que durante mucho tiempo generó muchos beneficios para el shogunato japonés, se encuentra en la ciudad de Kanazawa. Es el segundo yacimiento más grande después de Sado. Durante trescientos años se perfeccionaron allí la extracción y el tratamiento de oro. Ahora la mina está cerrada, pero numerosos talleres de fabricación de muebles dorados y artículos para el hogar siguen floreciendo.

A los visitantes se les ofrece probarse a sí mismos como aprendices y hacer su propio recuerdo, decorado con un dibujo de pan de oro. Puede ser una caja, un estuche de gafas, palillos con ornamentos o flores.

En la foto: la fabricación de pan de oro es el arte tradicional de Kanazawa.

 

Primero, hay que aplicar una película de protección a la superficie, donde se planea hacer el dibujo. Luego, dibujar y recortar el motivo. La siguiente etapa es aplicar pegamento a las áreas liberadas de la película. Mientras el pegamento no se haya secado, colocar encima una fina hoja de oro. Después, se retira el resto de la película y de la hoja. Al final, podrá ver el resultado de su trabajo: un dibujo hecho con verdadero pan de oro.

En la foto: todo el proceso dura cerca de una hora.

 

MAS NOTICIAS DE ORO