El oro en medicina: usos y beneficios

El oro en medicina: usos y beneficios

04.04.2018

Hablamos del uso del oro en medicina.

La palabra eslava "oro" se origina del término antiguo eslavo zlato (en la traducción: "amarillo"). La palabra oro en español e italiano se traduce como "amarillo brillante". En inglés, el oro proviene del gótico gulþ: "amarillo, dorado". En latín, la palabra oro (aurum) se asocia con el nombre de la antigua diosa romana del amanecer, Aurora.

El oro es el primer metal conocido por el ser humano. Desde la antigüedad, lo apreciaban como metal precioso. Los artículos dorados ya existían en el 5-4 milenio antes de Cristo.

El oro es ampliamente utilizado en la industria y en la ciencia. Aproximadamente el 10% del consumo mundial de reservas de oro se utiliza en odontología, farmacología, radioterapia, cirugía plástica y cosmetología. Hablemos de la aplicación de este metal noble en estas áreas médicas.

El Oro: un remedio para enfermedades

En las culturas antiguas, el "rey de los metales" se usaba para fabricar medicamentos y tratar muchas enfermedades. Las propiedades curativas del oro son muy amplias: capaz de destruir bacterias, desinfectar, fortalecer el cuerpo, mejorar las defensas, afectar positivamente a la función del corazón y los órganos internos. Además, el oro puro es un metal hipoalergénico.

Paracelso, alquimista, filósofo y médico, que vivió en el siglo XVII, escribió sobre el oro:

"No la transformación de metales en oro debería ser el objetivo de la química, sino la preparación de medicamentos".

En la India se cree que la ingesta regular de oro tiene un efecto beneficioso sobre el cuerpo humano, rejuveneciéndolo y tonificándolo. El oro se toma en forma de polvo o pastillas (la dosis promedio es de 1 a 2 mg por día). Los japoneses también están convencidos de los méritos de la ingesta de oro y agregan una finísima lámina de oro en té o sake.

Oro y Odontología

Curiosamente, la gente comenzó a usar oro en la práctica odontológica hace varios miles de años: las coronas y prótesis dentales hicieron de este metal. Las dentaduras doradas fueron descubiertas por los científicos incluso en la boca de la momia del faraón egipcio Kefrén, enterrado entre el 3 y el 2 milenio antes de Cristo.

Actualmente, las estructuras dentales que se utilizan para la restauración de dientes están hechas de aleaciones de oro con otros metales: platino, plata, cobre y níquel. Esto agrega resistencia extra a la micro-prótesis.

Oro y Farmacología

Esta rama de la medicina es una de las más importantes para el uso del oro. Los compuestos del metal precioso son parte de muchos medicamentos que se utilizan en el tratamiento de tumores malignos, tuberculosis pulmonar, enfermedades de la piel y enfermedades autoinmunes. Algunos fármacos que contienen nanopartículas de oro combaten con éxito la bacteria Helicobacter pylori que es la causa de las úlceras de estómago y tienen un efecto anti-hongos, así como también son ampliamente utilizados en el tratamiento de la artritis crónica.

En 1929, el científico francés Jacques Forestier se convirtió en el primero que utilizó inyecciones de sodio con contenido de oro como tratamiento para pacientes con artritis reumatoide. La auroterapia (tratamiento con compuestos de oro) tuvo un efecto altamente positivo. Las inyecciones aliviaron el dolor en las articulaciones y eliminaron el edema. Sin embargo, tales tratamientos eran demasiado costosos. Las inyecciones se tuvieron que hacer durante varios meses hasta que finalmente se conseguía el resultado deseado. Hoy en día, hay varios medicamentos inmunosupresores que contienen nanopartículas de oro y se los recetan para pacientes con infecciones crónicas o enfermedades oncológicas.

Oro y Radioterapia

En la medicina moderna, el oro radioactivo se usa para diagnosticar y tratar el cáncer. Durante la radioterapia interna (quimioterapia), el cuerpo del paciente se inyecta con soluciones de oro radiactivo. Así se tratan algunas formas de cáncer. También hay un nuevo método progresivo: la inyección de nanocápsulas de oro microscópicas en la región del tumor con radiación de luz infrarroja. Las células malignas mueren bajo tales rayos, y las sanas permanecen intactas.

Los estudios realizados por los científicos británicos James Hainfeld y Daniel Slatkin han demostrado que las nanopartículas de oro contribuyen a garantizar un mayor efecto de la radioterapia. Los científicos descubrieron que la combinación de nanopartículas con rayos X reduce la cantidad de células cancerosas en el cuerpo y detiene el crecimiento del tumor.

En las últimas décadas, se han descubierto nuevas oportunidades para el uso médico de las nanopartículas de oro.

 

Los expertos creen que la demanda de oro en diversas industrias continuará creciendo, creando el apoyo necesario para el aumento del precio del metal precioso.

AÚN MÁS NOTICIAS DE ORO