El pabellón dorado de Kioto

El pabellón dorado de Kioto

19.10.2018

 

Kinkaku-ji (en traducción “Templo del Pabellón dorado”) es uno de los edificios del complejo religioso Rokuon-ji, ubicado en la ciudad japonesa de Kioto. A partir del año 1994 Kinkaku-ji está en la lista de Patrimonio mundial de la UNESCO.

Una característica del pabellón de los tres pisos es su aspecto arquitectónico.

En la foto: la parte superior está cubierta por el papel de oro, finas láminas más conocidas como pan de oro.

 

La residencia personal 

La obra sagrada fue construida en 1397 como villa de descanso del shogun Yoshimitsu que gobernó el país de 1368 a 1394 hasta su abdicación. Él entregó el trono a su hijo y tomó el camino de la fe y decidió construir una residencia que se asemeja al templo budista. Él soñaba con un palacio dorado – encarnación del paraíso en la tierra. Los últimos años de su vida shogun vivió en este magnífico edificio y después de su muerte la residencia se convirtió en un templo budista zen.

 

El arte no se quema

En el verano de 1950 el pabellón de oro fue incendiado por un joven monje Hayashi Jokan que trataba de suicidarse. Al mozo, con sus facultades mentales alteradas, le consiguieron salvar, pero la construcción preciosa se quemó. Unos años más tarde, el magnífico templo fue reconstruido en el aspecto prístino.

El edificio Kinkaku-ji que vemos hoy fue construido en 1955 sobre la base de los dibujos de construcción y fotografías disponibles. Las hojas doradas que cubren las dos plantas del edificio las hicieron más gruesos. Los maestros pudieron restaurar los elementos del interior y la pintura mural. El trabajo de restauración se completó en 1987.

 

Lujo y refinamiento 

Los artesanos que trabajaban en la creación del Pabellón dorado lograron unir la fachada de la arquitectura japonesa de diferentes épocas. El primer piso está en un estilo palacio imperial de los años 800 – 1200 con paredes blancas y pilares de madera. El segundo piso del pabellón es de estilo samurái. El tercer es de estilo templo budista zen.

En la foto: el techo de Kinkakud-ji está decorado con la figura de una ave de oro – el fénix japonés.

 

Kinkakud-ji es un repositorio de reliquias de Buda. En el primer piso del pabellón hay una sala de recepción, rodeada por una terraza con la vista al lago. Aquí se encuentran las estatuas de Buda Shakyamuni, el que se considera el fundador del budismo.

El segundo piso es una sala de música, poesía y pintura. Su interior está decorado con pinturas y obras de maestros de caligrafía japonesa. Aquí están las estatuas  de los “Cuatro Reyes Celestiales” – de los dioses budistas-guardianes, cada uno de los cuales protege su punto cardinal.

El tercer piso tiene grandes ventanas arqueadas, típicas a la arquitectura budista del siglo XIV. Su local es cubierto adentro con el oro batido y es destinado a las ceremonias religiosas. 

En la foto: el tercer piso Kinkaku-ji está completamente hecho del metal precioso. 

 

El exquisito pabellón está rodeado por un jardín bien cuidado y un estanque con agua clara llamado Kyoko-chi( "espejo de agua").

En la foto: el Palacio dorado se refleja en la superficie lisa de las aguas de espejo de Kyoko-chi.

 

El estanque tiene varias islas pequeñas de forma rara en las que crecen pinos japoneses, acentuando la belleza de la naturaleza local. Algunos árboles en el parque fueron plantados hace más de seis siglos cuando se construía este único edificio.

No muy lejos de Kinkaku-ji se encuentra la fuente de Ginkaku-ji(Vía láctea) la que se considera curativa.

El Pabellón dorado es la principal atracción de la ciudad de Kioto. Decenas de miles de turistas de todo el mundo vienen aquí cada año.

 

Lea también el artículo: 

El trono dorado de los emperadores de China

 

IR A LA TIENDA ONLINE DE ORO