El trono de oro de los emperadores de China

El trono de oro de los emperadores de China

10.04.2018

El trono de oro de los emperadores de China 

Procedemos con la serie de artículos sobre los tronos de los grandes gobernantes. Hablamos de la historia del trono del palacio Imperial de Gugong.

Desde la antigüedad, la gente creía en el poder mágico del oro. Este metal noble encarna realeza y riqueza. A menudo, los gobernantes y los emperadores ordenaban para sí mismos sillas doradas para ceremonias que fueron símbolos de poder y grandeza. Cuanto más lujoso era el trono, más poderoso se veía el monarca.

Ya hemos hablado del Trono dorado del faraón egipcio Tutankamón.

La segunda historia está dedicada al Trono del Dragón, el trono de los gobernantes del Imperio celestial.

El trono de oro de los emperadores de China

Materiales utilizados: oro, piedras preciosas, madera

Año de construcción: 1368-1644 durante los años del reinado de la dinastía Ming

Se puede ver en: Sala del Trono, Ciudad Prohibida (Gugong), Beijing, República Popular China

La Ciudad Prohibida (o Gugong) en Beijing es la residencia oficial de los emperadores de China. Este es el complejo palaciego más grande del mundo y ocupa una superficie de 72 hectáreas.

Los emperadores del Imperio Celestial eran considerados los Hijos del cielo en la Tierra y eran tratados por las personas como deidades. En la filosofía china, el dragón amarillo es un mensajero celestial, un hombre noble y sabio. El mismo emperador también ha sido señalado como el "dragón", y su silla ceremonial como "El Trono del Dragón" o "El Lugar del Dragón". Un gran trono dorado es el principal símbolo del poder de los emperadores de China.

La silla imperial está adornada con una artesanía elaborada con imágenes de dragones retorciéndose y una generosa variación de piedras preciosas.

 

Hay inscripciones alrededor del trono que fueron hechas durante el reinado de la dinastía Qing. La esencia del mensaje es: "si haces un plan de acción claro y universal y lo sigues, podrás gobernar bien el país". Estas sabias palabras son el lema de los emperadores reinantes en China.

En 1915, el dictador Yuan Shikai se proclamó emperador y quiso reinar en el trono del "dragón". La ceremonia de "coronación" se llevó a cabo en el Sala del Trono de la Ciudad Prohibida. Resultó que Yuan Shikai tenía las piernas muy cortas y el trono imperial no le sentaba bien. El dictador de baja estatura se ofendió y ordenó para sí mismo un nuevo trono: una silla con respaldo alto, y el trono dorado de los emperadores del Imperio Celestial se consideró innecesario.

Durante varias décadas, los científicos chinos buscaron el precioso trono con dragones tallados y lo encontraron solo en 1959. En 1963, los maestros chinos restauraron el trono.

Actualmente, el trono imperial se puede ver en el Palacio de Gugong.

En el próximo artículo, hablaremos sobre el trono dorado de los emperadores de la Gran dinastía Mogol.

IR A LA TIENDA ONLINE DE ORO