El trono dorado de Tutankamón

El trono dorado de Tutankamón

06.04.2018

Propnemos una serie de artículos sobre los tronos de los grandes gobernadores. 

Un trono es el asiento oficial, chapado en materiales preciosos, sobre el que se sienten monarcas y gobernantes en ocasiones ceremoniosas. La palabra “ trono” tiene las raíces latinas y griegas: lat. Thronus – “trono” y grieg. Thronos – “sillón, asiento”. 

Los tronos fueron asociados siempre y directamente al poder real. Cuanto más lujoso es el sillón ceremonial, más imponente se ve el soberano. En el mayor de los casos para la fabricación y decoración de los tronos monárquicos se usaba el oro. 

La primera historia está dedicada al faraón más famoso de Egipto.

El trono dorado de Tutankamón 

Materiales: oro batido, madera tallada, piedras preciosas, cristal multicolor y esmalte

Año de creación: alrededor de 1325 a. C.

Dónde ver: El museo Egipcio de El Cairo

El trono de oro fue hallado por el arqueólogo inglés Howard Carter en el año 1922 durante las excavaciones en la tumba del faraón Tutankamón que reinó en los años 1330 – 1323 a.C. Única tumba real encontrada intacta en la necrópolis egipcia del Valle de los Reyes, Egipto.

El trono de Tutankamón o Silla Ceremonial es uno de los artículos más espléndidos. El sillón lujoso está realizado en madera con incrustaciones o laminados de materiales preciosos. Durante tres mil años sus colores y la pintura no se decoloraron lo que indica sobre un alto nivel de maestría de los antiguos artífices egipcios. 

Para la decoración de los detales del relieve son usados el vidrio multicolor y las piedras preciosas. El asiento es adornado de láminas de cuarzo, recordatorio del mosaico bizantino. Sobre el trasfondo del oro brillante con el que es revestido el trono los colores de adorno se ven especialmente ventajoso.

En la parte frontal aparece representada una escena cotidiana: el joven Tutankamón está siendo ungido en aceites por su esposa Anjesenamón. Si mirar muy de cerca se puede ver en el pie izquierdo de Tutankamón una pulsera de oro. Su esposa tiene la misma decoración en el pie derecho. En el Antiguo Egipto estas pulseras se consideraban un símbolo de los esponsales.

En la parte posterior del respaldo del trono son pintadas cuatro cobras con los discos solares sobre la cabeza. Las serpientes reales que simbolizan la sabiduría son hechas de esmalte azul y azul celeste.  La silla y sus cuatro patas de formas cuadradas y en forma de garras de león son decoradas por las cabezas doradas de los leones que simbolizan la autoridad y el poder.

En la actualidad miles de turistas llegan a Egipto para ver no sólo las pirámides misteriosas sino también entrar en el museo nacional. La pieza se exhibe de forma permanente en el Museo Egipcio de El Cairo. 

En el siguiente artículo contaremos sobre el trono dorado de los emperadores de China.

IR A LA TIENDA ONLINE