La basílica dorada de Venecia

La basílica dorada de Venecia

27.03.2020

 

La Basílica de San Marcos es el edificio más bonito y más visitado de Venecia, conocido también como “Iglesia dorada”. La Catedral está situada en la plaza principal de la ciudad y representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura bizantina en el mundo.

El templo tuvo un papel primordial en la vida del estado. Aquí proclamaban a gobernantes, hacían reuniones importantes. Antes había sido la capilla privada del Palacio Ducal, pero en 1807 se convirtió en la Catedral. Hasta hoy en día la basílica está abierta al culto.

En la foto: desde 1987 la basílica de San Marcos fue incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

 

La construcción de la catedral empezó en el año 829, pero en 976 el edificio sufrió graves daños en el incendio. Unos años más tarde empezó la reconstrucción de la catedral y su exterior se hizo más refinado. La basílica fue consagrada en el año 1094. 

En la foto: hasta el siglo XIII el templo tenía el aspecto muy austero conforme al estilo románico.

 

Arquitectura

La base de la majestuosa construcción es en forma de cruz griega, habitual para los templos cristianos medievales. La catedral se amplió y se modificó durante varios siglos. El aspecto actual, la basílica lo obtuvo a mediados del siglo XV.

La fachada central del edificio está dividida visualmente en tres niveles: superior, inferior y el de la cúpula. En el orden inferior hay cinco portadas en forma de arcos. El espacio encima de ellos está decorado con mosaicos bizantinos dorados que representan escenas de la vida de Cristo. Las bellas puertas de bronce están rodeadas por numerosas columnas de mármol.

En el orden superior se encuentran unas estatuas de santos que están dentro de unas pequeñas torres. 

En la foto: la basílica de San Marco tiene cinco cúpulas grandes. La altura del domo central es de 43 metros.

 

El interior de la catedral tiene una acústica excelente, gracias a la que allí se organizan a menudo conciertos de coros y de diferentes músicos y compositores.

 

El interior

El interior de la catedral de San Marcos está decorado con mosaicos dorados refinados hechos de piedra y cristal. Los venecianos aprendieron el arte de mosaico de los maestros bizantinos. Estos les enseñaron los secretos de su técnica singular: cómo combinar el oro con las pinturas y hacer los elementos más reflectantes. Los maestros locales ponían pequeñas piezas de vidrio de diferentes colores sobre una hoja fina de oro. Gracias a esta técnica, incluso con muy poca luz la catedral parece brillar desde dentro.

Los espléndidos mosaicos están situados bajo la cúpula de la basílica en todos sus arcos y en la parte superior de las paredes. Representan las escenas de la Biblia, imágenes de los patrones de Venecia y santos locales.

El primer mosaico con la imagen de San Marcos, al que se consagra la catedral, fue hecho en el siglo IX.

En la foto: la superficie de los mosaicos que decoran el interior es de 4 000 metros cuadrados.

 

En el centro del templo está el “Retablo de Oro” creado en el año 1105. Es el elemento más impresionante y valioso del interior de la catedral. Está decorado con 250 miniaturas de esmalte de colores colocadas en marcos preciosos. 

En la foto: el retablo de oro con diamantes, rubíes y perlas se considera el más lujoso del mundo.

El suelo de la basílica está hecho de mármol y cubierto de un complicado mosaico con motivos geométricos y figuras de animales. Gracias a las partículas de oro impregnadas, tiene el efecto de brillo.

 

Museo y su colección

Dentro de la catedral hay un museo que alberga preciosas obras de arte traídas durante las cruzadas de Constantinopla.

Además, en el museo se exhiben antiguos tapices flamencos, obras de Antiguo Egipto hechas de cristal de roca, sillones de mármol de Bizancio y regalos preciosos hechos por los Pontífices.

La Catedral de San Marcos es una obra única de arquitectura, el tesoro más grande de Venecia y su símbolo principal. Cada año millones de turistas de todo el mundo visitan esta hermosa ciudad para ver este edificio magnífico: la sorprendente Basílica de Oro. 

El interés de la gente por el oro siempre ha sido muy grande. Muchos maestros de las artes decorativas aplicadas usan el oro para crear sus obras, ya que este metal les da más valor. La demanda de oro crece a diario. La gente tiende a invertir sus ahorros comprando lingotes de oro de inversión para asegurar un futuro digno para sí misma y para sus familiares. 

 

MAS NOTICIAS DE ORO