La casa dorada de Hong Kong

La casa dorada de Hong Kong

15.01.2021

 

¿Dónde se termina la riqueza y se comienza el lujo? ¿Cómo trazar el límite entre lo caro y lo lujoso? Para el jefe de la compañía de joyería Hang Fung Gold Technology Lam Sai-wing no es un problema. En cierta ocasión él decidió así: todo lo que hace y lo que toca debe ser de oro puro.

Guiándose por esta regla, la empresa a principios del año 2000 construyó un exclusivo hotel en el que todo el interior está hecho del metal precioso amarillo. El hotel Swisshorn Gold Palace se encuentra en Hong Kong.

En la foto: el diseño es de estilo real. 

 

El hotel se construyó con fines promocionales. Lo construían y equipaban durante cinco años. Los artesanos gastaron dos toneladas de oro por un valor de $ 38 millones.

 

Lujo por tres dólares 

Para pasar una noche en el hotel se necesita pagar $ 28 000 dólares. Los turistas pueden ver la habitación por una tarifa modesta, 3 dólares, pero para hacer tomas memorables hay que pagar extra. Antes de la visita es necesario ponerse cuberzapatos para no arañar el piso dorado de la habitación de 650 metros cuadrados.

Los interiores están decorados con dorado de 14 quilates. Cabeceros de muebles y camas, puertas, ventanas, baño, vajilla e incluso arañas de luz y manijas de puertas están hechas de oro.

En la foto: muchos turistas visitan este hotel como museo.

 

Los huéspedes se hospedan raramente en el famoso hotel. En general, aquí se celebran bodas y actos de empresa. A la casa dorada la visitan diariamente 3000 turistas.

 

El  negocio, inspirado por el comunismo  

Lam Sai wing creció en China continental en una familia pobre.

A los 21 años el joyero se trasladó a Hong Kong. Pasados unos años de trabajo duro, compró una pequeña tienda y más tarde se enriqueció. Su primer proyecto impresionante llegó a ser un baño público, decorado con oro de 24 quilates. Costó 13 millones de libras y atrajo a muchos visitantes.

En la foto: el baño dorado el que se puede visitar por 20 dólares. 

 

Lam Sai Wing se dió cuenta de que el oro es un camino correcto. La crisis de 2008 socavó un poco el negocio de la empresa, pero el metal precioso en tiempos inestables se incrementó fuertemente. El aumento en el valor del oro permitió fácilmente mejorar los asuntos.

El millonario de Hong Kong adora el oro y lo ve no sólo como una fuente de riqueza, sino también como una fuerza espiritual infinita y energía vital. ¿Qué proyecto dorado será el siguiente?

 

Lea sobre:

El trono de oro de los emperadores de China

MÁS NOTICIAS DE ORO