Dubái: Oro en la cuidad del futuro

Dubái: Oro en la cuidad del futuro

13.03.2018

Tejado, bar y caballada hechos de oro. Esto es posible sólo en los EAU.

A Dubái lo bautizan el París del golfo Pérsico y la ciudad de Oro. En su territorio se instalaron las tiendas físicas más grandes del mundo de venta de los artículos de joyería – de las exclusivas tiendas que fabrican joyas rarísimas hasta los mercados rellenados con la producción áurea de alta calidad.

Las autoridades de Dubái han introducido las exenciones fiscales para las transacciones con oro y controlan rigurosamente la calidad de bienes.

Naturalmente que en la cuidad donde la gran parte de la economía se basa sobre el comercio en oro, muchos lugares de interés están relacionados con este metal noble. Vamos a contar sobre los tres lugares más brillantes.

Tejado dorado del hotel Gevora

El hotel más alto del mundo – Gevora hotel –es  registrado en Guinness de los récords. El tejado del edificio con una altura de 356 metros corona una cúpula inusual la que está compuesta de vigas bañadas de oro y cristal. Cualquier persona pueda encontrarse en la galería al nivel de cielo. La cafetería Le Veyron está situada dentro del edificio. La entrada no es gratuita – adultos y niños mayores de 12 años tendrán que pagar 100 dirhames(30 dólares) y los de 6 a 12 años – 50 dirhames(15 dólares). Desde aquí se verá una vista en planta increíble a la ciudad, al desierto y al mar. De noche la cúpula dorada se ilumina impresionante.

El ascensor rápido le llevará a usted al mirador con una velocidad de 26 kilómetros por hora. La subida dura sólo 38 segundos.

Se puede decir que el Hotel Gevora es el hotel dorado por el revestimiento  exterior del edificio y el uso de oro en el interior del hotel.

Bar de oro ’’Gold on 27’’

El más impresionante bar de Dubái está situado en la planta 27 del famoso hotel Burj Al Arab Jumeirah llamado la Vela. Las paredes del local están cubiertas de oro auténtico y todo el interior corresponde al nombre del bar: el oro, “baja” del techo por encima de la barra y gira en los hilos imponderables alrededor de las mesas. El suelo es de mármol, butacas y candiles en el bar también son de color dorado.

Uno de los cocteles más populares entre los turistas es “elemento79”. Es el número de oro de metal noble en la tabla periódica de Mendeléyev. El coctel es una bebida espumosa que brilla, hecha a base de zumo de uvas, miel y jengibre.

Desde las ventanas del bar exótico se abre la vista magnífica a Dubái y al Golfo Pérsico.

Caballada de oro

Otro lugar dorado de interés de Dubái es una composición escultórica “Caballada de oro” cerca de un hotel de cinco estrellas Al Qasr. El hotel y el parque que se adhiere a él pertenecen a Mohamed bin Rashid Al Maktum. El escultor talló copias exactas de los caballos de carreras árabes en tamaño natural. Los caballos son colados de metal y cubiertos de oro.

El jeque Mohamed rige Dubái desde el año 2006. Confiesa que el amor a los caballos nació junto con él y ellos simbolizan la historia del país.

En 1994 el jeque creó el famoso sindicato “Godolfin.” En sus establos se encuentran los mejores caballos de carreras del mundo y muchos de ellos han traído al jeque victorias en los derbis mundiales.

Los 18 caballos padres del sindicato fueron fundidos en oro.

Ciudad increíble

El increíble fenómeno de Dubái es que esta ciudad apareció en el centro del desierto sin vida. La ciudad de los récords se convirtió en la personificación de oro, de riqueza, de sabiduría, de perseverancia y grandeza de su pueblo.

Ir a la tienda online