Goalset master
El arte de los joyeros indígenas de la antigua Colombia

El arte de los joyeros indígenas de la antigua Colombia

05.04.2019

 

Desde los tiempos antiguos, el oro ha tenido un papel importante en la vida de los habitantes de América del Sur. Para crear joyas los artesanos indígenas de Colombia aplicaban la "técnica de la cera perdida". Con su ayuda, los joyeros antiguos lograban crear adornos inusuales de forma compleja.

El moldeo a la cera perdida es un método de fabricación de piezas de metal por fundición utilizando el modelo hecho de cera. Cuando se calienta, la cera se derrite y sale del molde de fundición y se sustituye por una aleación preciosa. Esta técnica permitió a los indios de Colombia crear objetos de belleza excepcional, decorados con ornamentos sofisticados.

Los antiguos artesanos usaban dos métodos de moldeo a la cera perdida. En el primer método, el modelo provisional se elaboraba completamente de cera sin la parte interior de arcilla, y en el segundo, tenía un núcleo de arcilla y carbón vegetal.

El primer método se utilizaba para crear pequeñas figurillas planas de personas y animales, alfileres decorativos con adornos volumétricos y joyas. Los objetos preciosos a menudo se fabricaban de tumbaga: una aleación de oro con alto contenido de cobre (70%).

En las fotos: figuras de personas hechas de tumbaga con el método de la cera perdida en los años 600-1600. Objetos expuestos en el Museo del Oro en Bogotá, Colombia.

 

En la foto: alfileres de oro decorativos moldeados a la cera perdida en los años 200-1300. Exposición del Museo del Oro de Bogotá.

 

Los alfileres decorativos con cabezas móviles, hechos en el Valle del Cauca en el oeste de Colombia, fueron reconocidos como los productos antiguos más singulares del país.

La parte superior del alfiler representa la figura de un pájaro que se compone de varias partes separadas. Dentro hay un eje móvil, gracias al cual el pájaro puede mover la cabeza y la cola. El cuerpo del pájaro está hecho de tumbaga, mientras que la cola y la cabeza están moldeadas de oro puro: el metal blando mejora la movilidad del objeto.

La realización de un alfiler decorativo con la cabeza que representa una persona con adornos de oro:

El modelo del producto final se hacía de cera de abejas purificada. Las joyas se hacían de oro y se colocaban en el modelo de cera. La figura se metía en un molde de arcilla y posteriormente se calentaba. La cera derretida salía dejando una huella dentro del molde, mientras que los pequeños detalles de oro permanecían intactos. En lugar de la cera derretida, el molde se llenaba de tumbaga, la preciosa aleación de oro. Para extraer el producto final, la arcilla enfriada se rompía.

En las fotos: a la izquierda — un molde de arcilla entero para la fabricación de joyas, a la derecha — la vista de la sección del molde. Exposición del Museo del Oro de Bogotá.

 

El método de cera perdida con un núcleo de arcilla se utilizaba si el maestro quería hacer un objeto tridimensional, por ejemplo, un recipiente hueco para líquidos.

De carbón y arcilla se hacía el modelo provisional del futuro producto con una forma deseada. Lo cubrían con cera de abejas y luego otra vez se aplicaba una capa de arcilla.

La figura de arcilla se calentaba gradualmente para derretir la cera que la llenaba. La cera derretida salía liberando espacio para el metal. El molde de arcilla se llenaba con la aleación de oro fundida que tomaba la forma del modelo primario. A continuación, la capa de arcilla exterior se rompía y se extraía el producto precioso que era copia exacta de la forma de cera. Al final, el objeto precioso lo pulían con arena fina y piedras lisas para darle brillo.

En las fotos: recipientes de tumbaga moldeados a la cera perdida con el núcleo de arcilla, años 500-700. Exposición del Museo del Oro de Bogotá.

 

Los productos de oro de la antigua Colombia, hechos por fundición utilizando un modelo de cera, demuestran la habilidad más alta de los joyeros de aquellos tiempos. Este método permitía crear recipientes preciosos con adornos sofisticados y hasta fabricarlos en serie.

 

MÁS NOTICIAS DE ORO