Goalset master
El misterio de la atracción: piedra dorada de Myanmar

El misterio de la atracción: piedra dorada de Myanmar

08.01.2019

 

Dónde ver: Myanmar, estado de Mon, a 260 km. de la ciudad de Yangon. 

La pagoda Kyaikto( Kyaiktiyo) o Piedra dorada es un famoso edificio religioso de Myanmar y un lugar popular de peregrinación de los budistas. 

 

La leyenda sobre la ayuda de las fuerzas superiores

Según la antigua tradición, a la que honran los budistas, hace 2500 años dos poderosas deidades colocaron una enorme piedra en el monte Kyaiktiyo. Desde entonces el mole de granito se encuentra en el roquedo, como si balanceando en el aire.

La creencia anuncia que la piedra se sostiene debido al pelo mágico de Buda el que evita que se caiga al vacío.

Durante una de sus visitas a la tierra, el Buda donó su mata de pelo a un humilde monje ermitaño. El monje entregó este regalo inestimable al rey Tissa quien gobernaba en ese momento en Birmania. Ése decidió construir en la cima del mole la pagoda sagrada y cegar en ella el pelo de Buda para evitar que la piedra cayera.

En la foto: los habitantes de Myanmar están seguros de que las fuerzas celestiales superiores ayuden a sostener el mole contra la caída.

 

Veto a las mujeres

El área del lugar de contacto del mole con la superficie de la montaña es muy pequeño. Visto desde fuera, parece que la piedra grande es inestable, en cualquier momento puede desprenderse del borde y caer al precipicio. 

En la foto: a lo largo de dos milenios la construcción maciza conserva misteriosamente su posición fija.

Hecho interesante: La leyenda dice que sólo mujer es capaz de arrojar el mole mágico. Por esta razón, a las representantes del bello sexo  se les está prohibido tocar la piedra y estar al menos de diez metros del santuario.

Se cree que los dos hombres corpulentos pueden sacudir un poco el mole inusual.

 

Jayán dorado 

La piedra de granito la recubrieron con el oropel, a estilo de una pagoda dorada, que se eleva sobre ella a 5,5 metros. La altura total del bloque junto a la pagoda es de 15 metros. El diámetro es de 25 metros.

La piedra sagrada está rodeada por un complejo de los edificios religiosos y lugares para pernoctación de los peregrinos locales. A los extranjeros se les prohíbe pernoctar cerca del santuario. Las camionetas llevan a los turistas hasta la ladería y luego la gente a solas sube 3 kilómetros por el camino peatonal. Hasta la aldea más cercana los peregrinos caminan 16 kilómetros por el berrocal.

No muy lejos del santuario se venden planchas de oro batido. Dos veces al año en las fiestas budistas los creyentes tienen la oportunidad de recubrir con ellas el mole mágico. En algunos lugares la superficie de la piedra tiene montecillos notables de una gran cantidad de capas de oro. 

En la foto: las mejores vistas al bloque “precioso” y a la pagoda se abren al amanecer y al ponerse el sol cuando los rayos del sol brillan en la superficie dorada.

La piedra dorada y la pagoda de Kyaiktiyo son muy consideradas entre los budistas. La gente cree: quien tres veces al año hace peregrinación a este santuario, a él le espera riqueza, honor y respeto.

 

Lea también el artículo:

Estatuas doradas de Buda

 

MÁS NOTICIAS DE ORO