Goalset master
El misterio del oro de Mirmecio

El misterio del oro de Mirmecio

22.03.2019

Mirmecio, así se llama una pequeña ciudad en la costa de la península de Crimea. Fue fundada por los griegos, existía en los siglos 4-6 A.C. y formaba parte del Reino de Bósforo.

Los arqueólogos ya durante 84 años llevan excavando la antigua ciudad en la costa del mar Negro. Las monedas antiguas doradas las encuentran en las tumbas saqueadas hace mucho tiempo. Por primera vez el tesoro con oro сayó en manos de los historiadores en 2003.

El descubrimiento tuvo lugar cuando un grupo de estudiantes arqueólogos realizaba las excavaciones del templo de Demetra en Mirmecio. Uno de los estudiantes desmontaba vetusta obra de la cimentación y encontró el oro. Las monedas antiguas brillaban a través de los añicos de un recipiente roto. 

Los arqueólogos sacaron el tesoro de la tierra con gran precaución. La jarra antigua de bronce se oxidó y se rompió en pedazos, pero el ambiente no influyó en oro. Algunas monedas parecían rozadas, pero la mayoría estaba en el estado perfecto.

El tesoro de 99 monedas doradas y partes del recipiente de bronce las entregaron al Museo estatal de la reserva histórica y cultural de Kerch.

En la foto: las monedas doradas de mirmecio y la jarra de bronce, restaurada por los restauradores del museo de Kerch.

Los expertos han determinado que las monedas antiguas se llaman estáteros y se hacen de electrum que es una aleación natural de oro y plata. La moneda tiene el 53% del metal precioso amarillo. Las monedas son acuñadas en el siglo V A.C.en la ciudad Cícico que formaba parte de la unión marítima de Atenas. Por nombre de la ciudad, donde los estáteros fueron fundidas, se las llaman ciciquines.

 

Tesoros por descubrir

Los ciciquines al parecer son piezas planas de metal sin forma. Por ambos lados hay imágenes. Las monedas atraen la atención de los especialistas por su variedad y calidad de las imágenes artísticas.

En la foto: en el anverso de la moneda el artista antiguo dibujó al asaeteador.

Los artífices antiguos reflejaron en oro una gran cantidad de argumentos: panteón compuesto de dioses griegos, personajes de mitos, retratos femeninos, figuras de guerreros y pescadores. El acertijo de los ciciquines dorados es que de todas las monedas encontradas más de la mitad tienen imágenes diferentes. Los científicos aún no han descubierto para qué se hicieron tantos tipos diferentes de una misma moneda.

En la foto: la variedad de historias en las monedas conmueve a los arqueólogos del mundo. Hay 250 tipos de ciciquines.

 

El valor del tesoro de Mirmecio

El peso de cada estátero es de 16 gramos. Como certifican los científicos, por una moneda cícica en el siglo V era posible contratar a un guerrero mercenario para un mes. Los historiadores concluyen que el tesoro no pueda pertenecer a un particular. Los arqueólogos han sugerido que esto podría ser un tesoro público o ahorros del templo. Probablemente, por haber temido a los ataques de los enemigos, el tesoro lo escondió el gobernador de la ciudad, pero no pudo recobrarlo ya.

Hoy en día los estáteros de electrum se los puede encontrar en las subastas. Los coleccionistas  venden cada moneda por 7-8 mil euros. El tesoro de Mirmecio no tiene precio, ya que contiene información única sobre los habitantes de la ciudad.

En la antigüedad el oro era el medio de pago principal entre los estados, los comerciantes y la gente común. Durante 2,5 mil años su valor no cambió. El metal amarillo talmente es bueno que ningún otro material pueda compararse con él por longevidad, valor y belleza. En el mundo de la alta tecnología y del espacio virtual del siglo XXI el oro es el más indicado para las inversiones y los ahorros de recursos monetarios.

 

Washington de Oro” de 1,7 millones de dólares