El santuario precioso de Tailandia

El santuario precioso de Tailandia

21.06.2019

 

El templo, que alberga el santuario principal  de los budistas de Tailandia, el Buda de Esmeralda, se encuentra en el casco histórico de Bangkok, en el territorio del Palacio real. 

En la foto: el complejo del templo se encuentra en la zona de 95 hectáreas.

 

Durante la Edad Media el templo fue destruido y quemado muchas veces, pero siempre fue restaurado. Su aspecto actual el santuario lo adquirió en 1820. 

En la foto: cada 50 años en el templo se llevan a cabo las obras de restauración.

 

El corazón y la reliquia principal del templo

La estatua del “iluminado” está hecha de una sola pieza de jadeíta. Los budistas creen que la escultura tiene más de 2000 años. La fabricó uno de los primeros seguidores del Buda, el monje Nagasen.

En 1436 el rey Rama I en las ruinas de un templo en Camboya encontró la escultura de Buda y la llevó a Tailandia; se encuentra ahora en una capilla separada en el territorio del templo, personificando la unidad del Reino. El Buda de Esmeralda se sienta en un trono de tres metros de altura.

En la foto: incluso la copia de la estatua está adornada con prendas hechas de oro.

La escultura jadeíta tiene varias opciones de vestimenta dorada. El cambio de ropa se realiza personalmente por el rey o príncipe heredero tres veces al año. Existe la creencia de que si la vestidura siguiente de la estatua con la ropa nueva sucede a tiempo, entonces todo será bien en la vida del país.

 

Leyendas

Los budistas cuentan con gusto a los visitantes las historias sobre el Buda de Esmeralda. Una leyenda cuenta que la nave perdió el rumbo en una tormenta durante el viaje de regreso y aterrizó en Camboya. La otra dice que cuando en las ruinas del templo camboyano el rey encontró el Buda de arcilla y lo tomó en las manos, la arcilla se desmoronó y la piedra preciosa de color verde brillante comenzó a brillar al sol. Una leyenda más: los elefantes que llevaban la estatua, no obedecían a los burreros y obstinadamente llevaban la carga en otra dirección, a la cuidad, donde ella estaba 32 años antes de encontrar una casa en Bangkok.

En Tailandia, Laos y Camboya hay muchos santuarios con las copias del Buda Esmeralda.

El Buda de Esmeralda es una reliquia importante y parte de la cultura.

 

Lea también el artículo sobre la “Carroza fluvial” de los gobernantes de Tailandia