Goalset master
Wat Chalong: la perla de Phuket

Wat Chalong: la perla de Phuket

12.07.2019

 

Wat Chalong es el templo más grande y famoso de Phuket, en la provincia sur del Reino de Tailandia. 

Oficialmente conocido como el templo – Chaiyathararam, se le concedió este nombre en 1846 por el decreto del rey, pero los locales y los turistas lo llaman “Wat Chalong” por el nombre del distrito donde se encuentra el monumento. 

Se desconoce la fecha exacta de la erección del templo budista, pero las primeras referencias escritas tienen fecha de 1837. 

El edificio más bonito de Wat Chalong es una pagoda lujosa de tres niveles, ricamente decorada con oro. Su valor es de 2 millones de dólares.

En la foto: el nivel superior de la pagoda lo adorna un pico alto dorado.  

 

El edificio, construído en 2001, es destinado para guardar las cenizas de Buda Shakyamuni. En 1999 el gobierno de Sri Lanka trajo la santa reliquia como regalo al rey de Tailandia, Rama IX. 

En la foto: en el primer y el segundo nivel de la pagoda se encuentran unas estatuas de Buda, reproducido en varias posturas. Las deidades doradas decoran las hornacinas de figura del edificio. 

 

En la foto: la decoración interior de la pagoda se caracteriza por un lujo especial, en las habitaciones hay muchas estatuas de oro y el mosaico exquisito adorna las columnas de sostén.

 

El templo principal del monasterio – Phra ubosot no está disponible para los visitantes. Sólo se permite entrar a los monjes durante oficios religiosos y ordenaciones. Aquí se llevan a cabo meditaciones, lectura de los libros sagrados, ceremonias religiosas. El resto del tiempo el templo está cerrado. 

En el territorio del complejo hay un pabellón donde se encuentran las estatuas de tres monjes, los más venerados de Wat Chalong.

En la foto: las esculturas de los maestros del budismo son hechas de bronce y son doradas.

 

Hecho interesante: de vez en cuando en el territorio del santuario se oyen fuertes explosiones de petardos. Los creyentes los compran en el quiosco cerca del templo y los petardean en señal de gratitud por las oraciones oídas. 

Anualmente el complejo religioso lo visitan más de 150 mil personas. Los vecindarios tienen un proverbio: si no habéis visitado el templo, no habéis estado en Phuket.

 

MÁS NOTICIAS DE ORO