Goalset master
La pagoda dorada de Shwedagon

La pagoda dorada de Shwedagon

26.04.2019

 

Myanmar es conocido por numerosos monumentos búdicos y templos antiguos abundantemente decorados con oro y piedras preciosas. Esta república de Asia Sudoriental la llaman país de pagodas doradas, asombrosos edificios religiosos que impresionan por su belleza y lujo.

 

La pagoda Shwedagon es la pagoda más famosa e imponente de Myanmar, su nombre viene de las palabras birmanas “shwe” (oro) y “Dagon” (nombre antiguo de la ciudad de Yangon, la antigua capital del país).

La pagoda dorada se considera el santuario más sagrado del país. Según la leyenda, allí se guardan como reliquias un trozo de tela de la ropa de Buda, su bastón, una copa y 8 pelos del fundador del budismo Gautama.

En la foto: la imponente obra arquitectónica tiene la altura de 105 metros y es impresionante gracias a su increíble riqueza y tamaño.

Shwedagon es el templo más alto de Myanmar. La altura de la colina donde se encuentra la pagoda es de 50 metros.

 

La leyenda mágica

Cuenta la leyenda que hace 2 500 años dos ricos comerciantes visitaron al gran maestro budista Siddhartha Gautama que había logrado la iluminación y le hicieron generosas ofrendas. Buda Gautama les regaló 8 pelos de su cabeza como agradecimiento.

El viaje de vuelta de los comerciantes fue muy difícil: los atracaron dos veces en el camino y les robaron 4 pelos. Al regresar a Myanmar, descubrieron un milagro. Cuando abrieron la caja con el regalo precioso, los comerciantes vieron que todos los 8 pelos estaban dentro.

Los pelos de Buda tenían un poder mágico: los ciegos recuperaban la vista y los mudos empezaban a hablar. En todo el país se supo sobre los milagros. Sobre la ciudad de Yangon llovieron pepitas de oro, y en aquel lugar fue construida la pagoda sagrada Shwedagon.

 

La generosidad increíble

La pagoda dorada siempre fue adorada por los gobernantes del país. Todos los reyes de Myanmar se preocupaban de su conservación y de su aspecto.

Shwedagon obtuvo su forma actual en el siglo XV durante el reinado de la reina Shinsobu. Ella quiso que el edificio fuera recubierto de 40 kilos de oro, tuviera la forma de cuenco de las limosnas volcado y tuviera un pico en la cima.

Gracias a la generosidad del yerno de la reina, la capa de oro que recubría el edificio, la hicieron unas veces más espesa. Para revestir Shwedagon se usaron 13 153 placas de oro de 30 centímetros cuadrados cada una.

En 2 500 años la pagoda fue renovada varias veces después de terremotos. Se sabe que por primera vez Shwedagon fue completamente restaurada en el año 1372. Cada vez que se realizaban los trabajos de renovación, la pagoda se recubría con una capa de oro más aumentando gradualmente la cúpula. La altura inicial del templo era de tan solo 18 metros.

El cono de la cúpula está decorado con 1 100 diamantes cuyo peso total es de 278 quilates. En la parte superior de la pagoda hay un detalle esférico decorado con 4 350 diamantes de 1800 quilates. En el pico cuelgan mil cascabeles de oro que “cantan” en el viento.

En la foto: en total, para la decoración de la pagoda fueron usadas 55 toneladas del metal precioso.

 

Maravilla brillante

El santuario está abierto a turistas y peregrinos durante todo el año. Los budistas creen: si una persona deja su ofrenda a Buda en el lugar sagrado cerca de la pagoda dorada el día de la semana en el que nació, se cumplirá su mayor deseo.

Alrededor de Shwedagon hay un complejo entero de edificios religiosos. Es el conjunto arquitectónico de templos más grande en toda Asia Sudoriental.

En la foto: la pagoda dorada de 105 metros se refleja en las aguas del lago Kandawgyi.

La magnífica pagoda Shwedagon con razón se considera el principal símbolo del país. El famoso escritor Rudyard Kipling dijo que este lugar sagrado era “una pura maravilla que brilla bajo el sol”. Los habitantes locales la llaman el “Esplendor dorado de Myanmar”.

 

Hechos interesantes:

  • A diferencia de un templo tradicional, la pagoda hecha en forma de cono no tiene espacio interior: no se puede entrar en ella.

  • En el territorio que rodea la pagoda dorada solo se puede estar descalzo.

  • Shwedagon se apoya en una base con la altura de una casa de 6 pisos. Cuatro escaleras y un ascensor llevan a la cima de la colina.

 

Lea también el artículo: 

Estatuas doradas de Buda

 

MÁS NOTICIAS DE ORO