Goalset master
Los tesoros de la reina Valois

Los tesoros de la reina Valois

15.11.2019

 

Durante las obras de restauración del casco antiguo en la pequeña ciudad polaca  Sroda Sląska que tuvo lugar en 1985 se encontró casualmente uno de los tesoros más valiosos. El elemento más precioso encontrado fue la corona lujosa real.

En la foto: artículos preciosos de Sroda Sląska - uno de los más ricos potosís, encontrados en el siglo pasado.

 

Este hallazgo único que ha estado acostado bajo el embasamiento desde mediados del siglo XIV, atrajo la atención de los cazatesoros de todo el país. Las excavaciones arqueológicas en masa comenzaron en la ciudad.

Muchos de los artefactos hallados están ahora en las colecciones privadas. El Ministro de Cultura de Polonia y las autoridades locales pedían a la población a que devolviera los artículos preciosos del potosí por una remuneración. Algunas personas respondieron al llamamiento, pero la mayor parte de los tesoros nunca ha sido devuelta al estado. Su destino sigue siendo desconocido.

Los científicos llegaron a la conclusión que las joyas pertenecían a la reina checa Blanca Margarita de Valois (Blanche of Valois) que vivió en el siglo XIV. Los arqueólogos creen que la dama noble era la última dueña de las joyas halladas.

En las imágenes: Blanche estaba casada con el rey de Alemania y Chequia Carlos IV, posteriormente el emperador del Sacro Imperio Romano.

 

En las joyas doradas se puede ver las melodías del arte del sur de Italia, por eso los historiadores creen que la reina las adquirió de la herencia de sus allegados de Sicilia.

En la foto: joyas exquisitas con incrustaciones de piedras preciosas.

 

El objeto más valioso del tesoro es la corona a principios del siglo XIV, decorada con esmeraldas, zafiros, granates y perlas. El tocado dorado de la cabeza está adornado con figuras de águilas, sosteniendo en sus picos anillos de boda, símbolo de enlace.

En la foto: exquisita corona femenil fue fabricada especialmente para la boda real.

 

Después de la muerte de Blanche el rey Carlos IV empeñó los atavíos de su esposa a un usurero local. El monarca necesitaba dinero para una campaña militar en Italia con el fin de conquistar la corona imperial. Mientras Carlos IV luchaba, la epidemia de la peste comenzó en la ciudad. El usurero falleció y los tesoros de la reina quedaron olvidados y permanecieron escondidos. Se encontraron sólo después de 650 años. 

Actualmente los atavíos únicos están representados en la exposición del Museo arqueológico de Wroclaw y totalizan 150 millones de dólares.

En la foto: la restauración de los objetos hallados la hacían los especialistas del museo.

 

MAS NOTICIAS DE ORO