Goalset master
Secretos de los túmulos antiguos de Kazajistán

Secretos de los túmulos antiguos de Kazajistán

06.02.2019

 

El secreto de las montañas de Kazajistán

350 túmulos antiguos en las montañas de Tarbagatai guardan su secreto durante los 2 800 años. En 2016 en un túmulo funerario llamado “Eleke Sazi” los arqueólogos encontraron objetos preciosos pertenecientes a la época del antiguo pueblo saka. 

En la foto: Figurillas de ciervos de oro, collares y partes de flechas encontrados en el túmulo.

 

“Eleke Sazi” es un complejo de túmulos situado a 1 500 metros sobre el nivel del mar. Según los testimonios de los arqueólogos kazajos, un 90 por ciento de las necrópolis fue saqueado hace muchos años por los buscadores del oro de los antiguos zares. Sin embargo, los investigadores nunca habían perdido la esperanza de encontrar un túmulo funerario intacto.

El túmulo fue elegido por los historiadores después de una exploración arqueológica y análisis de datos. El monumento tiene una forma de cerro redondo con una cima plana y tiene varias capas. La capa de tierra esconde la cúpula superior hecha de piedras colocadas muy densamente. Debajo de esta se encuentra una capa gruesa de tierra y otra construcción de piedra. En el centro está una cámara mortuoria. De la cámara se abren pasillos en cuatro direcciones. Por estos pasillos los saqueadores entraban en el túmulo de piedra. Estuvieron en este también.

En la foto: Como resultado de las excavaciones arqueológicas se hizo visible la estructura del túmulo.

 

Oro y arma

Los investigadores descubrieron el brillante metal amarillo mientras liberaban de tierra el pasillo lateral del túmulo. Probablemente, los saqueadores en su prisa dejaron caer los objetos de oro y ya nunca volvieron a por ellos. Cada uno de los objetos contiene una información nueva para los investigadores.

Por ejemplo, los tubitos ondulados de oro ya se habían encontrado antes en otros túmulos, pero los arqueólogos no sabían su destinación. Cuando los científicos encontraron una flecha de bronce unida con la asta por un tubo de este tipo, supieron la función de este objeto de oro: servía para fijar.

En la foto: Con 28 siglos la punta de la flecha sigue siendo afilada.

 

Un hallazgo increíble del año 2016 fueron las figurillas de ciervos hechas de oro en láminas en una técnica escita y saka con turquesas incrustadas. A diferencia de otros hallazgos de oro de otros túmulos, estos animales no tienen cuernos. Según los expertos, las placas en forma de ciervos sin cuernos son símbolo de la paz. 

En la foto: se cree que el ciervo era un tótem del antiguo pueblo saka.

 

Oro del guerrero de 18 años

En el año 2018 durante las excavaciones de otra necrópolis, los científicos descubrieron la tumba del “hombre dorado”. Un noble saka fue enterrado con una aljaba para flechas, una espada de oro y con un aro del metal precioso de color amarillo en el cuello. Los adornos en forma de placas estampadas, cuentas, campanas y figurillas de ciervos con cuernos cubrían el cuerpo del joven monarca.

Los arqueólogos datan la necrópolis de los siglos 7-8 antes de Cristo, y la edad del guerrero dorado es de unos 18 años. Los científicos clasificaron su tipo de aspecto físico como europeo mezclado con sangre mongola. Los objetos de oro revelan una importante posición social del joven.

En la foto: Las figurillas de ciervos y una parte de la aljaba del “hombre dorado”.

 

Un valor eterno de los túmulos

El oro de los objetos y de las armas de los túmulos de Tarbagatai tiene una pureza de 920. Las tribus nómadas de los escitas y los saka sabían producir adornos de oro de alta calidad. Los arqueólogos han encontrado objetos moldeados del metal precioso, artículos hechos de oro en lámina con estampados, cincelado e incrustaciones.

Los científicos revelan poco a poco los secretos de los túmulos del este de Kazajiztán. Las excavaciones de “Eleke Sazi” continuarán en el año 2019. El gobierno decidió crear un complejo de museos en el territorio de la antigua necrópolis.

 

Sepa más sobre el oro de los escitas